¿Por qué no puedo cumplir mis propósitos de año nuevo?

¿Por qué no puedo cumplir mis propósitos de año nuevo?

Se acerca el fin de año y, con él, la planeación de los propósitos para la nueva vuelta al sol.

Pero, ¿eres de las personas que se queda a medias con la mayoría de sus propósitos? No te agobies, en realidad es una situación muy común y tiene algunas explicaciones razonables. Hoy te platicamos por qué no puedes cumplir tus propósitos y qué hacer para cambiarlo.

No tienes una motivación clara.

Ser honesto contigo mismo y encontrarle el sentido a un propósito te ayudará a mantenerte conectado con el objetivo. Por ejemplo, si tu deseo es comer más saludable para tener más energía con tu familia o para rendir mejor en el trabajo, es muy distinto a querer hacerlo solo porque es un propósito popular. Otro ejemplo es aprender a hablar inglés porque quieres buscar un mejor trabajo o quieres mudarte a otro país, a diferencia de hacerlo porque todo mundo te dice que debes saber inglés.

Objetivos poco claros.

Lo más común es que los propósitos se formulen de la siguiente manera: bajar de peso, aprender un idioma, hacer ejercicio. Es un buen inicio, pero entre más específico seas, mejor: reducir mi consumo de papas y refresco, hablar inglés de manera fluida, salir a correr tres veces por semana. Esta claridad te ayudará a crear un plan de acción mucho más efectivo.

Hiciste muchos propósitos.

No te precipites, si bien tienes todo el año para cumplir tus propósitos, recuerda que es mejor la calidad que la cantidad. Define uno o dos objetivos y trabaja constantemente en ellos.

No tuviste la asesoría adecuada.

Si bien, mayoritariamente los propósitos dependen de cada persona, el apoyo para conseguirlos también juega un papel muy importante. Si lo que buscabas era bajar de peso y te acercaste a un especialista que no supo llevar tu caso, lo más seguro es que a la semana renunciaste a tu meta. De igual modo, si lo que querías era aprender inglés y te acercaste a una escuela que te bombardeó con reglas y ejercicios escritos, no te culpamos si al primer mes ya no querías saber más.

En KOE, trabajamos con un método que te ayudará a hablar más rápido de lo que podrás darte cuenta. Se trata de la metodología Fast & Easy, la cual se apoya en dinámicas que te ayudarán a comprender cómo funciona el idioma y así estarás hablándolo de inmediato. ¡Agenda tu sesión hoy y cumple tu propósito de hablar inglés!

Comments are closed.