CARGANDO

Type to search

Mejora tu memoria y concentración mientras pasas un buen rato.

Seguramente has escuchado la frase “mente sana en cuerpo sano”; si bien es cierto que la actividad física beneficia directamente al cerebro porque le provee una gran cantidad de oxígeno y endorfinas que mejoran su funcionamiento, este maravilloso órgano necesita su propia rutina de ejercicio para fortalecerse y madurar de manera saludable.

Existen algunas actividades como sopas de letras, sudokus o crucigramas para mejorar la memoria y la atención; y, de acuerdo a un estudio realizado por la Universidad de Michigan, una plática breve promueve la memoria del mismo modo que estos tipos de ejercicios mentales.

¿Qué te parecería darle una buena sesión de gimnasia a tu cerebro mientras le cuentas a otra persona una anécdota divertida?

Y si quieres llevar tu capacidad mental a otro nivel… ¡hazlo en inglés! Ya que cuando aprendes un nuevo idioma se involucran estructuras de ambos hemisferios: algunas de ellas nos ayudan a recordar, mientras que otras son las mismas que utilizamos en los deportes y cuando tocamos un instrumento. Ejercitar el cerebro hablando en inglés puede ayudar a combatir la degeneración cognitiva y enfermedades como el Alzheimer.

Comenzar y mantener una conversación en una lengua extranjera equivale para el cerebro a hacer una serie de lagartijas. Y como es de esperarse, si se practica constantemente, será cada vez más fácil; progresivamente mejorará significativamente la capacidad de concentración y también la toma de decisiones, porque el cerebro perfecciona poco a poco la tarea de elegir palabras en inglés y no en español para expresar lo que quiere decir.

¿Ya viste cómo sí es posible pasar un buen rato y ejercitar tus capacidades cerebrales?

¡Casi sin darte cuenta! Así lo hacemos en KOE: logramos que hables inglés en un ambiente propicio para las buenas charlas. Te sorprenderá ver lo fluidas que se vuelven tus conversaciones y lo fuerte que se pone tu cerebro tras cada sesión.

Tags::