CARGANDO

Type to search

Parece ciencia ficción…, pero lo cierto es que aprender y hablar inglés provocará que se incremente tu coeficiente intelectual, más conocido como IQ. ¿Cómo? Pues si bien no es fácil explicarlo en términos sencillos, pues a la larga tal afirmación se fundamenta en complejos procesos neurológicos, trataremos de hacerlo señalando algunas señales notorias de progreso intelectual que se evidencian poco después de tomar la decisión de aprender inglés.

En términos generales, es un hecho que aprender un idioma extranjero (particularmente a una edad adulta) es una experiencia reveladora que te permite poner en marcha procesos neuronales que no “activas” por así decirlo, a partir de otras actividades.

Este hecho, más allá de bases científicas en constantemente comprobado por quienes están transitando o han transitado hace poco tiempo, la experiencia de aprender inglés. Recientemente entrevistados, un grupo de alumnos y ex alumnos de KOE México, coincidieron en señalar que en poco tiempo comenzaron a notar diferencias.

Algo muy evidente, es una notoria mejora en la capacidad de realizar simples cálculos mentales que antes había que hacerlos con una calculadora o preguntárselos a la persona que teníamos al lado por ejemplo cuando estábamos frente a un escaparate y queríamos calcular el precio final aplicando un descuento que se promocionaba.

El hecho comprobado es que: aprender inglés (o un nuevo idioma en general) pone en marcha reiteradamente –y por tanto mejora- la estructura y el control de los circuitos cerebrales. Como resultado, las personas capaces de hablar inglés tendrán mejores habilidades analíticas y, por lo tanto, un mejor nivel en matemáticas.

Esta es mi recomendación: no te pongas excusas a ti mismo, aquello de “no tengo tiempo” ya es un mito, pues en este mismo momento puedes comenzar una búsqueda entre la amplia oferta de cursos de inglés online. Un buen consejo añadido…es que decantes decisión por aquellos que cuenten con eficacia y confiabilidad comprobada.

A modo de conclusión, es posible afirmar con total propiedad que aprender inglés es como entrenar deportivamente a tu cerebro. El “entrenamiento” regular sostenido que significa hablar inglés, te ayuda a desarrollar tus habilidades intelectuales, para que puedas realizar muchas tareas con mayor facilidad. ¿El resultado? Más y mejores oportunidades laborales. ¿Te lo vas a perder?

Tags::

You Might also Like